martes, 20 de julio de 2010

Cine romántico: Mis 11 mejores películas de todos los tiempos

  ¿Un top-11 de películas románticas? ¿No debería ser un Top-10 como en los casos anteriores? En efecto, así debería ser pero es que eran once títulos tan imprescindibles y bonitos que no podía descartar ninguno a priori, así que he decidido de forma excepcional dedicar un top-11. El cine romántico así se lo merece.

  A alguno de mis lectores puede resultar extraño en cierta medida, que siendo chico y encima de gustos un tanto especiales (lo del término friki no me gusta nada) haga un top de cine romántico, "de amor" como dicen algunos. La verdad es que una cosa no va reñida con la otra, especialmente con la sensibilidad particular requerida para con éste tipo de cine, que vive de los sentimientos, de narrar historias donde el concepto de pareja se desarrolla y se pone en conflicto (en el cine la premisa siempre es un conflico de la índole que sea...) para llegar a un final donde normalmente triunfa el propio amor y la moraleja suele dar vueltas alrededor de esos sentimientos positivos que unen personas en el plano físico y espiritual.



  He realizado un top-11 donde cada película marca un mensaje y una narración donde el amor se desarrolla de una forma concreta. Cada una tiene un punto de sensibilidad concreto y siendo sus finales diferentes, las hay mas o menos felices o tristes, aunque todas ellas te dejan esa reflexión de "qué bonito es el amor cuando se quiere bien" (aunque no seamos correspondidos) ya que, en efecto, los argumentos de estas películas no tienen porqué ser egoístas en el sentido de amor correspondido, no, símplemente analizan la capacidad de querer a otra persona que tiene uno de los dos miembros de la pareja. Si luego ambos son corrrespondidos, mejor aún por supuesto.

   Como siempre digo en estos casos, el top-11 es muy matizable y seguramente se os ocurrirán películas válidad, hermosas y muy famosas para añadir a esa lista imprescindible. Podéis sugerirlas en los comentarios "as usual". Vamos con los títulos, que he tratado de ordenar cronológicamente:
(Por ejemplo no está "La Princesa Prometida" aposta ya que la metí en el listado de películas de fantasía y no era plan repetir de nuevo.)






West Side Story: (West Side Story)
Dirigida por Jerome Robbins y Robert Wise (1961)

La historia moderna, en el Nueva York de los años '60, de unos Romeo y Julieta americanos, Tony y María, pertenecientes en vez de a los Capuleto y Montesco a las bandas rivales de los Jets (Tony) y los Sharks (Maria). En esencia se trata de la misma obra de Shakespeare trasladada a un musical que en su día fué lo más de lo más y que puso de moda por todo el mundo la organización juvenil urbanita en bandas de barrio.

Paradigma: West Side Story nos habla del amor que trasciende las barreras sociales que enfrentan a dos grupos rivales hasta el punto de unirlas en la dramática muerte de Tony como pasara en Romeo y Julieta tras el aciago final de los dos enamorados.

A pesar de su triste final de regusto amargo nos deja los momentos que vivieron juntos Maria y Tony, diferentes en cultura y origen pero unidos por sus sentimientos.




Oficial y Caballero: (An Officer and a Gentleman)
Dirigida por Taylor Hackford (1982)

La película que encumbró a Richard Gere como el galán del cine moderno en que luego se convirtió definitivamente con Pretty Woman. La banda sonora encabezada por el tema "Up we belong" de Joe Cocker y Jennifer Warnes se ha convertido en todo un himno romántico de los años 80 y posteriores. Una bella historia sobre el oficial Zack Mayo y su relación con Paula, una chica de quien se queda encandilado y con la que inicia una relación que se convertirá en el verdadero hilo conductor de la cinta.

Paradigma: El final de Oficial y Caballero, cuando Richard Gere acude al trabajo de Debra Winger (Paula) a buscarla y se la lleva en brazos ante la mirada y aplauso de los compañeros de ella, es de los momentos más tiernos y hermosos de la historia del cine.




Cuando Harry encontró a Sally: (When Harry met Sally)
Dirigida por Rob Reiner (1989)

Largometraje que llevó a la fama a Meg Ryan cuando estaba en su mejor momento, y que supo combinar comedia y romanticismo en un guión magistralmente redactado a partes iguales por Rob Reiner (los diálogos masculos de Harry) y la guionista Nora Ephron (los femeninos de Sally).
   El romanticismo de "Cuando Harry..." viene dado a través de la confianza y familiaridad de un hombre y una mujer que tras diez años de amistad se dan cuenta que en el fondo se quieren como pareja..."tenías que ser tú..." como dice una de las canciones más famosas de la película.

Paradigma: Harry dice que un hombre y una mujer nunca podrán ser amigos porque el factor sexual siempre quedará por encima. El debate entre él y Sally a este respecto es tan habitual como universal, aunque la moraleja aquí es que cuando te sientes enamorado de alguien no es por sus cosas brillantes y maravillosas sino por los pequeños detalles, manías y peculiaridades que nos hacen a todos únicos y fascinantes.





Ghost: (Ghost)
Dirigida por Jerry Zucker (1990)

  Patrick Swayze y Demi Moore se convierten aquí en la pareja imposible por antonomasia, puesto que él pierde la vida dramáticamente y se niega a abandonar el mundo de los vivos hasta que no resuelva su asesinato. Muy pocas películas de amor han sabido transmitir en su tema principal a la vez amor, pasión y melancolía por el tiempo pasado como ocurre en Ghost con la canción "Melodía Desencadenada" de los ya míticos Righteous Brothers. Su escena de amor más recordada es un reencuentro del fantasma de Patrick con la desamparada Moore, gracias a la médium Oda Mae Brown genialmente interpretada por Woopi Goldberg, en una escena orquestada con un gusto exquisito por su director Jerry Zucker.

Paradigma: En Ghost aprendemos que el amor es más fuerte y duradero que la muerte, y nos deja una enseñanza agridulce porque precisamente es capaz de superar esa separación en principio insalvable para demostrarnos que, como decía San Pablo, el amor todo lo sufre y todo lo espera...





Pretty Woman: (Pretty Woman)
Dirigida por Garry Mashall (1990)

  1990 tuvo otro éxito romántico con "Pretty Woman", donde el ya comentado Richard Gere se confirmó como el galán del momento y Julia Roberts se convirtió en "la novia de américa".
Pretty Woman es un cuento de hadas moderno, donde el príncipe conoce a una mujer pobre de clase baja, representada en Julia Roberts, prostituta de L.A., siendo Richard Gere un multimillonario que solo desea compañía de una hermosa mujer (compañía y sexo si se tercia por supuesto).
  Como en los mejores cuentos de hadas, esa compañía refrendada con un intercambio económico (él le paga a ella) se va a transformar en amor, de forma que el príncipe encontrará a su princesa encarnada en una cenicienta moderna, y ella encontrará a un hombre sensible y valioso dentro de alguien aparentemente frío y sin escrúpulos. Por supuesto la banda sonora de Roxette supuso un verdadero hito musical.

Paradigma: La escena final de Pretty Woman, donde Richard Gere hace caso omiso a su vértigo por reencontrarse con Vivian (Julia Roberts) demuestra que el amor es capaz de las proezas mas inesperadas, especialmente cuando un hombre en principio independiente y poco sensible se ve tocado por los hados del amor.




Elegir un Amor: (Dying Young)
Dirigida por Joel Schumacher (1991)

   Una buena película de Joel Schumacher antes de que con las entregas de Batman se volviera un director definitivamente cutre. "Elegir un Amor" es una película a la vez romántica y terriblemente triste, porque juega con los resortes de nuestros sentimientos donde más nos duele, al plantearnos una relación aciaga, muy aciaga, entre una enfermera, Julia Roberts, y un joven con leucemia, Campbell Scott.
  Mientras él se va acercando terriblemente a la muerte vemos como el amor surge entre ambos de la forma más inesperada pero a la vez previsible, puesto que son paciente y enfermera. El drama es que él se está muriendo y no parece haber nada que lo remedie mas que vivir intensamente esos últimos momentos.

Paradigma: Hay ciertas películas que suponen un verdadero martirio ser revisionadas y "Elegir un Amor" es una de ellas, porque vemos como espectador lo fatídico de un final que se nos aproxima a la vez que disfrutamos de una pareja que se crea y que establece unas bases románticas verdaderamente bellas.





Los Puentes de Madison: (The Bridges of Madison County)
Dirigida por Clint Eastwood (1995)

  Nos encontramos ante la primera obra maestra de Clint Eastwood como director, antes las recientes Iwo Jima y Gran Torino. En esos casos trató el tema de la guerra y las bandas callejeras mientras que en Los Puentes de Madison sería una historia de amor entre dos personas ya maduras que descubren en los pocos días que están juntos unos lazos que les unen mucho más de lo que cualquiera cabría esperar, sobre todo porque ella (Meryl Streep) es una mujer casada y con hijos, que al conocer al recién llegado Robert Kincaid (Clint Eastwood) mantiene una breve pero intensa relación extramatrimonial que pone patas abajo su vida hasta ese momento. Basada en la novela del mismo nombre, Clint Eastwood supo adaptar un bonito texto a imágenes y momentos aún más impactantes y sentimentales.

Paradigma: Aunque se trata de dos personas maduras con la vida ya resuelta, el breve pero intenso romance de 4 días de "Los Puentes de Madison" acompañarán a ambos protagonistas el resto de sus vidas en el recuerdo de haber encontrado, por un muy corto espacio de tiempo, a su verdadera media naranja, que todos tenemos a la vuelta de cualquier esquina y de cualquier momento de nuestras vidas.





Titanic: (Titanic)
Dirigida por James Cameron (1997)

 En el fondo Titanic guarda ciertas relaciones con "Los Puentes de Madison" y "Elegir un Amor" puesto que nos presenta la relación corta pero pasional, y a la vez abocada al drama del naufragio, de dos jóvenes de origen opuesto, Leo DiCaprio (el chaval pobre pero descarado y echado para adelante) y Kate Winslet (la joven rica y aburrida con su vida actual). El barco, al igual que el condado de Madison en el caso de Clint Eastwood, supondrá el trasfondo donde ese amor inesperado e improbable aparecerá. A la vez, el Titanic es la leucemia de Elegir un Amor, ya que sabemos que su final en el fondo del Atlántico equivale a la enfermedad que poco a poco carcome la salud de Campbell Scott. Esa extraña combinación argumental de Cameron nos aporta un optimismo especial en Titanic, que sobrepone el amor de ambos jóvenes por encima de naufragios y problemas.

Paradigma: La confianza es uno de los leitmotif de Titanic, ya que gracias a ella puede sobrevivir Dicaprio y Winslet y por supuesto pueden construir una relación romántica a priori imposible. El otro es la inmortalidad de un romance que nos acompaña a lo largo de nuestra vida (tal y como le ocurre también a Meryl Streep) como ese recuerdo intenso y hermoso que definió nuestra existencia en un momento dado de la misma.




Moulin Rouge: (Moulin Rouge!)
Dirigida por Baz Luhrmann (2001)

  Una de las películas mas originales que uno puede encontrarse en la década del 2000, combinando el París del siglo XIX y el mencionado local Moulin Rouge con canciones míticas de la historia del pop-rock moderno que van desde Queen hasta Madonna o Elton John. Un interesante planteamiento para abrazar un relato en principio clásico e incluso ya comentado en paradigmas anteriores de este mismo listado, puesto que Moulin Rouge nos habla del romance secreto e imposible de un joven (Ewan McGregor) y una trabajadora del propio Moulin Rouge (Nicole Kidman) que se enamoran perdidamente a pesar del contexto en el que ambos se mueven, y que disfrutan de dicho romance hasta llegar al triste final de la película.

Paradigma: Tal y como le insiste Ewan McGregor a Nicole Kidman en la escena de la "habitación-elefante", hay que darle una oportunidad al amor, porque nunca se sabe a la vuelta de qué esquina nos espera la agradable sorpresa de alguien con quien compartir esos pequeños momentos que suponen la salsa de nuestra vida.




Love Actually: (Love Actually)
Dirigida por Richard Curtis (2003)

  Una historia coral situada en el Londres actual donde diversas personas de distinto sexo viven y se interrelacionan, mientras se preparan para celebrar un año más las Navidades y, como no podía ser de otra manera, el amor va surgiendo alrededor de ellos, puesto que, como reza el título completo de la película, "en el fondo el amor está a nuestro alrededor". Aunque ser una película británica hace que no todas las mini historias sean de final feliz (una de ellas tiene un regusto agridulce pero muy realista) el global de "Love Actually" nos inspira como baño de energía al comprobar que, cuando menos lo esperas, te das cuenta que el amor está a tu alrededor, atrapándote. Una historia tan divertida como positiva, con personajes realmente muy bien construidos.

 Paradigma: Como dice el personaje de Hugh Grant al principio de la película, los aeropuertos son lugares apasionantes ya que son sitios donde el amor -plasmado en las despedidas y los reencuentros- se muestra en todo su esplendor, al representar esas sensaciones de recuperación o pérdida de aquella persona (familiar, amigo o pareja) que supone para nosotros alguien muy especial en nuestra vida.




Slumdog Millionaire: (Slumdog Millionaire)
Dirigida por Danny Boyle y Loveleen Tandan

  Un verdadero tsunami de optimismo supone esta película, que nos narra la vida de su protagonista, el joven y humilde (slumdog) Jamal, ganador de la versión hindú del "50x15" y que a través de esos momentos de su vida anterior junto a su hermano Salim y su amiga Latika le han dado las vivencias necesarias para responder las preguntas del concurso de forma óptima. Jamal, ademas, desde muy niño se siente muy unido a la mencionada Latika, de la que se irá enamorando progresivamente hasta convertirla en su objetivo vital casi por encima del mencionado concurso. La enseñanza de Slumdog Millionaire es que por encima de pobreza, penurias y vicisitudes se encuentra el afán por disfrutar de la vida y ser feliz junto a esa persona de la que te sientes terriblemente enganchado.

Paradigma: Ante las opciones que la película nos plantea de cómo fue capaz Jamal de ganar el 50x15, la única posible, que además es colofon a su romance con Latika es la cuarta, "porque estaba escrito", tributo final a lo que es la predestinación amorosa de los dos jóvenes.


  Algunos títulos que por desgracia se han quedado fuera del top-11:

La Princesa Prometida
Casablanca
Romeo + Julieta
Dolls
El Paciente Inglés
Dirty dancing
etc, etc...

2 comentarios:

Cristina dijo...

Me falta Algo para recordar (con Tom Hanks y Meg Ryan), Tu y yo (con Cary Grant y Deborah Kerr), Con cariño desde el cielo (con Brendan Fraser), La Fuerza del Cariño (con Sherley MacLaine),... Pero no te perdono que no hayas metido "Love Story", porque para mi es una de las mejores películas de amor que hay

Jesus Marugan dijo...

Cierto, Love Story es un fallo imperdonable, la verdad es que no caí hasta que he leído tu comentario. Bueno, es verdad que muchas y buenas historias románticas se han quedado fuera.